Un libro: MUSGO, de David Cirici
(Edebé, con ilustraciones de Esther Burgueño. Premio Edebé de literatura infantil, 2013)

El mundo visto y vivido desde el punto de vista del perro Musgo o, mejor dicho, desde su olfato. Este es un libro que merece formar parte de la corte de los “clásicos”, aquellos pocos títulos que no desaparecen de las librerías, que se reeditan una y otra vez. Porque se lo merece, porque es pura delicadeza, porque es un libro que transforma a los lectores, sin importar la edad.

Musgo vive un bombardeo, pierde a Janik y Mirek, “sus” niños; debe sobrevivir como perro callejero… Una historia que nos invita a vivir en primera persona el dolor que causan las guerras, el significado de la amistad, el valor de todo ser vivo, cada uno con sus peculiaridades propias. Pero quizás, lo que más sorprende de la obra, desde las primeras líneas, es… ¡el olor! Musgo es un perro, no lo olvidemos, y como tal “ve” la vida a través de su olfato. Algo que David Cirici aprovecha a las mil maravillas para hacernos sentir un cúmulo de olores y sensaciones a las que seguramente nunca habíamos prestado atención. Y más. Nos invita a “traducir” emociones y situaciones al código de percepción del perro, permitiéndonos así tomar una mayor conciencia de lo que vivimos, y de lo que viven los demás. Y dándonos cuenta de la riqueza de olores del mundo perruno, apreciamos los colores que ven nuestros ojos humanos. Y el tacto, el gusto, todo un mundo de sensaciones. Y el tesoro que son las palabras que nos permiten expresar lo que vivimos, percibimos y sentimos. Y todo ello, de una manera ágil, directa, fresca.

Una pequeña muestra:

   Cada uno tiene un olor diferente, de modo que Janinka olía a Janinka. Si no sabéis cómo es el olor a Janinka, será difícil que nos entendamos. Podría decir que Janinka olía a mañana, a toalla limpia y a alegría. Tenía el olor picante del pelo negro y de los labios de color gris labio, y el olor divertido de las cosquillas y de las mañanas de domingo, cuando se me lanzaba encima y me hacía cosquillas en la tripa y yo le mordisqueaba las manos, los tobillos, solo unos mordisquitos que eran como sus cosquillas, y ella se moría de risa y gritaba como una loca. Olía a todo eso, y los días de diario, cuando regresaba de la escuela, el olor de Janinka se mezclaba con el que tienen todos los niños: el olor seco de la tiza mezclada con los lápices y las gomas de borrar, y con el de las batas sudadas y manchadas de leche, y de aceite, de salsa de tomate, y de yema de huevo. Olía a Janinka, y basta.

            Mirek olía a chispa. Podría decir que olía a bellota, porque…

 

Ya sólo desde el tema de olores y sensaciones, Musgo nos ofrece magníficas oportunidades para propiciar un contacto de calidad con la realidad. Podemos invitar a niños y niñas a cerrar los ojos un momento y ponerse en la piel de Musgo; y describir la habitación, o el lugar en el que estemos. O recordar y explicar alguna situación, al estilo de Musgo. Podemos…

  • Nos tomaremos tiempo para poder identificar olores. O para asociar olores a situaciones, a emociones, etc. O para describir momentos a través de olores y sensaciones. (¿Cómo lo diría Musgo?)
  • Una propuesta que se puede ir repitiendo en distintos momentos, que puede convertirse en hábito. ¿Qué tal si elegimos un alias para cuando vemos y vivimos las cosas siendo perro? O gato, o pez, o…
  • Es un juego sin límites que nos puede ayudar a afinar más y más nuestro estar presentes en las diferentes situaciones, a explorarlas, a comprenderlas, disfrutarlas, valorarlas, agradecerlas…

Y para quien quiera más ideas a la hora de acompañar la lectura, la editorial ofrece en su web, en el apartado del catálogo dedicado al libro, unos materiales descargables (desde la pestaña “Plan Lector”): “Actividades para la clase” y “Estrategias de animación a la lectura”. Es en éste, el de las Estrategias, el que presenta actividades más lúdicas para explorar algunos de los temas clave del libro.

-Teresa-

 

 

 

Musgo, un libro que hay que tener cerca

Un libro: MUSGO, de David Cirici (Edebé, con ilustraciones de Esther Burgueño. Premio Edebé de literatura infantil, 2013) El mundo visto y vivido desde el punto de vista del perro Musgo o, mejor dicho, desde su olfato. Este es un libro que merece formar parte de la corte de los “clásicos”, aquellos pocos títulos que…

Primer Congreso de las Religiones en la escuela

¡Hola! Hace tiempo que la realidad del alumnado con el que trabajo me interpela. Niñas y niños de distintas partes del mundo, con su cultura, lengua y religión propias. Niñas y niños capaces de jugar y aprender juntos, sin hacer diferencias. A menudo, una lección de convivencia. ¿Cómo acompañarlos en su desarrollo humano? -me pregunto.…

Cruzar fronteras: un patrimonio cultural común

Espiritualidad, inteligencia espiritual, desarrollo interior, religión, religiones… ¿tienen cabida en el aula? ¿A qué refieren estos términos? ¿Hay contenidos que puedan favorecer el proceso de aprendizaje del conjunto del alumnado, o se trata de una opción personal de vida?
Texto presentado por T. Guardans en la Mesa de debate “La respuesta de la educación ante la pluralidad religiosa” , ICE Josep Pallach, Universidad de Girona, (noviembre 2012).