Como hemos venido aquí a relacionarnos, la educación es el arte y oficio sublime de aprender a relacionarnos mientras lo enseñamos, y de enseñarlo mientras aprendemos. Es más verbo que sustantivo, más ejemplo que discurso, vive de la acción y no de la palabra. Sólo ‘estando ahí’ [sent-hi] de verdad, de corazón, siempre, puedes aprender y enseñar a ‘estar ahí’.

Carles Capdevila